TRUCOS PARA SACARLE EL MÁXIMO PARTIDO A TUS HORAS DE ESTUDIO

(Autora: MIRIAN CARRERA)

Cada día somos más conscientes de la importancia, a la hora de estudiar, de sacar el mayor rendimiento a nuestro esfuerzo y dedicación.

Pero, ¿cómo hacerlo?, ¿existe un método claro de cómo estudiar?, ¿existe un manual gracias al cual mejorar nuestras capacidades?

La respuesta podría ser: sí y no. Ante todo, debemos ser conscientes a la hora de plantearnos estas preguntas de que no existe una única directriz que valga para todo el mundo puesto que las características propias de cada individuo son diferentes. Nuestro aprendizaje puede ser visual, gráfico, cinestésico, auditivo…, con esto queremos decir que atendiendo a nuestras características personales, unas técnicas de estudio serán más idóneas que otras.

Aún así, vamos a sentar unas bases generales que nos ayuden a la hora de abordar la pregunta de ¿cómo estudiar?

Dentro de las técnicas de estudio podemos encontrar multitud enfoques, pero quizás debamos comenzar por la motivación, pieza clave de todo este proceso. La motivación es el motor que nos hace movernos y activarnos por lo que sin ella nuestro éxito se verá mermado considerablemente. Si la motivación es importante, una correcta actitud ante nuestra tarea será primordial, para ello podemos hacer varias cosas:

Primero, adecuar nuestra zona de estudio. Elige un espacio de estudio alejado de posibles distracciones (fuera móviles, redes sociales, ruidos, teles, tránsito de personas, etc.) y recuerda que estas preparándote para asimilar y memorizar. Que el lugar elegido esté ordenado, sea luminoso y siempre el mismo, te ayudará a concentrarte más rápidamente, y esto hará siempre más productivo tu esfuerzo.

Segundo, elabora un calendario de estudio. Planifica y visualízate realizando tu tarea. Evocar y tener claro cuándo vas a desarrollar tu trabajo te ayudará enormemente en todo el proceso.

Tercero, una vez que estás delante de la temática a estudiar recurre a diferentes técnicas de aprendizaje. Subrayar de diferentes colores el contenido a memorizar (fechas en un color y autores en otro, por ejemplo). También puedes realizar esquemas o mapas conceptuales (este proceso te será útil para organizar tu aprendizaje y retener los datos que estés trabajando).

Otro aspecto importante son las técnicas de memorización: la mnemotecnia consiste en utilizar acrónimos para memorizar frases importantes, títulos, etc. Así, por ejemplo, puedes usar rimas, ritmos o analogías para recordar datos importantes del texto que deseas memorizar. También puedes intentar visualizar imágenes relacionadas con la temática que estás estudiando o crear historias que te ayuden a contextualizar lo que deseas aprender. Dar ejemplos o contarle de viva voz a un oyente imaginario lo que estás aprendiendo… Son otros ejemplos de recursos que frecuentemente utilizamos con el fin último de aprender.

Vemos cómo, en definitiva, saber cómo estudiar, cómo enfrentarse a ese momento, será para ti la clave del éxito. Por lo tanto, debes ser consciente de ello a la hora de afrontar esta experiencia y elegir las técnicas para estudiar más adecuadas a tus características… Y, ¡mucho ánimo y confianza en que conseguirás finalmente el objetivo que te has marcado!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comentarios

He Leído y Acepto la política de privacidad *

De conformidad con lo establecido en la ley 15/1999 de diciembre y con el R.D. 1720/2007 de 21 de diciembre, sobre Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que todos los datos facilitados por usted serán incorporados a un fichero de iRED de Gestión y Formación, S.L. con la finalidad de gestionar la información, responder a sus consultas y con fines estadísticos. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de datos personales, en los términos y condiciones previstas por la ley, dirigiéndose a C/Naranjo de Bulnes, 5 bajo CP 33012, Oviedo. Indicando en el sobre la referencia "Datos Personales".