cursos para docentes

ESTRATEGIAS PRÁCTICAS PARA AFRONTAR LA PRUEBA ESCRITA EN LAS OPOSICIONES DOCENTES (PARTE 1 DE 3)

(AUTOR: PABLO CASANOVA VEGA)

Una vez situados físicamente el día del examen en el lugar concreto que a cada opositor le corresponde, una decisión trascendente que se debe tomar por parte de todos los aspirantes es “¿qué tema de los que caen escoger?”.

Para analizar los recovecos de esta decisión acudimos en primer lugar a la estadística. Por ejemplo, en primaria el porcentaje, memorizando 20 temas de los 25 contenidos actualmente en el temario, es de más del 90%. Esto implica en la práctica que quien se estudie algo más de la mitad del temario podrá escribir sin duda un tema de los que se sabe.

O sea, que casi todo el mundo estará en condiciones de hacer un tema. De ahí la importancia en nuestra opinión de decidir hacer el más “complejo” de los temas que caigan.

Esta sería una forma de destacar incluso antes de empezar, puesto que el hecho de haber decidido escribir un tema que la mayor parte de los opositores de ese mismo tribunal han descartado llevaría necesariamente implícito un grado superior de preparación.

En consecuencia, no haría falta necesariamente estudiarse todos los temas (aunque nuestro consejo es hacerlo), aunque sí “mirárselos” todos para estar así en condiciones de poder realizar una buena programación, para poder proponer unas brillantes unidades didácticas o para tener más opciones de responder con éxito ante las hipotéticas e impredecibles preguntas que nos pueda plantear el tribunal al final de nuestra exposición oral.

No podríamos permitirnos por tanto el lujo de “obviar” completamente la información contenida en varios temas del temario. Pero es a todas luces evidente que no es lo mismo prepararse un tema para escribirlo, en el caso de que caiga, que simplemente “mirárselo” a fin de tener un conocimiento general de lo que contiene.

Una vez situados en este punto, es decir, habiendo decidido qué tema escribir de aquellos que el destino ha cruzado en nuestro camino, llegamos a una nueva decisión que todo opositor debe tomar, ¿en qué apartados desarrollar el tema que voy a hacer?

Esta decisión viene dada por el hecho de que, aunque los epígrafes que conforman el enunciado del tema son iguales para todos los opositores, los apartados en los que cada candidato desglosa y desarrolla esos epígrafes, así como toda la información que incorpora al hacerlo, son de elección propia.

En cualquier caso y como es lógico, el formato de examen condiciona la manera de estudio. En un examen tipo test todo sería diferente, pero nos enfrentamos a un examen escrito, a desarrollar en dos horas. No obstante, habría que entender que la extensión de cada tema es en la práctica variable en función de cada opositor.

No sólo lo cuantitativo condiciona la calificación. Es decir, que no necesariamente obtiene mejor puntuación quien más escribe. La cantidad de información que alguien transmite depende de la capacidad de retención de cada uno, del grado de dedicación a las oposiciones o de la inspiración o nivel de rendimiento en los momentos cruciales.

O sea que, para empezar, se debe tener claro que sobre la multiplicidad de temarios que uno se puede encontrar se debe efectuar un trabajo de ajuste o acomodación a las características y al criterio personal de cada uno.

Habría que adaptar la extensión total del documento que será objeto final de estudio; revisar las citas bibliográficas y las referencias legislativas en función de cada CCAA; sintetizar paquetes de información que pudieran ser demasiado extensos o que se solapen mutuamente en la práctica; formular creativamente los ejemplos que pretendan ilustrar conceptos más teóricos, etc.

Sólo de esta forma estaríamos empezando a dar peso a la parte cualitativa del tema, algo determinante que analizaremos en los próximos artículos de nuestro blog.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comentarios

  • Hugo
    Responder

    La parte 1 y la 2 son las mismas (falta la parte 1). Un saludo

    • EDxcellent

      Hola Hugo, muchas gracias por el aviso, ya está solucionado.

He Leído y Acepto la política de privacidad *

De conformidad con lo establecido en la ley 15/1999 de diciembre y con el R.D. 1720/2007 de 21 de diciembre, sobre Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que todos los datos facilitados por usted serán incorporados a un fichero de iRED de Gestión y Formación, S.L. con la finalidad de gestionar la información, responder a sus consultas y con fines estadísticos. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de datos personales, en los términos y condiciones previstas por la ley, dirigiéndose a C/Naranjo de Bulnes, 5 bajo CP 33012, Oviedo. Indicando en el sobre la referencia "Datos Personales".